domingo, 17 de abril de 2011

Demasiado Vestido



Siguiendo el camino a solas

envuelto en capas de congojas

ropaje tintado de azabaches memorias

caireles cientos que resguardan colmadas tristezas

hilvanadas con tus sortijas negras mil veces evocadas


Con tu partida, desnudo de sedosas promesas

Camino sin el ropón de tus caricias

con torpes pasos en zapatos de angustia, volviendo atrás miradas

por el ansia de ver tu imagen por el sol engalanada

ahora si, pidiendo regresar de mi partida…


Por Marco

Contador